aumentar visitas al blog

¿Por qué no consigo más visitas en mi blog?

Si te haces esta pregunta a menudo, es posible que estés cometiendo algunos errores clásicos de los que te hablaremos a continuación.

¿Estás listo para conseguir que tus posts sean leídos por miles de personas? ¡Sigue leyendo!

5 Errores que afectan el tráfico a tu blog

No hay nada más frustrante que invertir tiempo y dinero en un blog que no cumple con tus expectativas, ¿no es cierto?

Existen miles de razones por las cuales tu estrategia puede fallar, lo sabemos. Sin embargo, identificamos algunos errores frecuentes que afectan directamente la cantidad de visitas que reciben (o no) tus artículos.

¡Presta atención y chequea si alguno de ellos te suena conocido!

Tus contenidos no son ni útiles ni atractivos

¿Cuántas veces has leído que un buen artículo debe tener determinada cantidad de palabras? Este es un mito popular. Claro que importa la longitud del post, pero esto no determina su calidad.

Escribir un artículo de 1500 palabras no garantiza que este será útil e interesante para tus lectores. ¡Para nada! 

El largo del post estará determinado solo por la temática que elijas y los caracteres que sean necesarios para desarrollar el tema de forma clara y útil para tus lectores.

Algunos serán más extensos y otros menos, sin que la cantidad sea sinónimo de calidad. Así que no te preocupes por alcanzar cierta cantidad de palabras si solo estás estirando tu contenido sin sentido.

Ten en cuenta que los usuarios suelen escanear los contenidos, dedicándoles pocos minutos. Aunque, si realmente se enganchan con él, seguirán leyendo hasta el final.

Por eso es tan importante ofrecerles un artículo atrapante desde el inicio, de buena calidad y útil. Que realmente brinde las herramientas para aplicar los conocimientos que explicas o que los deje reflexionando acerca de lo que acaban de leer.

Y esto solo sucederá si eres claro y contundente con tus explicaciones y si sabes seducirlos a través de las palabras.

Aquí también entra en juego otro asunto fundamental: el título del post que junto a la imagen serán los primeros ítems que una persona vea. Este deberá estar totalmente orientado al SEO pero sin perder atractivo ni claridad.

Y en cuanto a la elección de la temática, pregúntate ¿el contenido que escribo es interesante para mis usuarios? 

Para saberlo, revisa los blog más populares de tu nicho de mercado y ve de qué están escribiendo. También te recomendamos analizar qué temas son tendencia para tu público y sobre qué están googleando. 

En nuestro post sobre SeachVoice, te contamos sobre FaqFax y AnswerThePublic, herramientas que te ayudarán a crear tu calendario de contenidos mensual basado en los intereses actuales de tu target.

No escribes para Google

Otro error clásico de muchos bloggers y marcas, es no tener en cuenta a los buscadores a la hora de elegir un tema y escribir sobre él.

Claro que no existe un truco mágico que haga que tus artículos aparezcan en los primeros lugares del buscador. El posicionamiento SEO depende de más de 150 criterios que Google analiza en relación a tu blog.

Sin embargo, existen ciertas recomendaciones en cuanto a contenido y diseño, que si las sigues, de seguro conseguirás escalar posiciones.

Aquí te daremos algunos tips para que tengas en cuenta:

  • Crea contenido propio y actualiza tu blog frecuentemente. ¡Google ama los sitios que publican contenidos de calidad todas las semanas!
  • Cuida tu experiencia de usuario. El buscador determina si esta es buena o no en base a métricas como tiempo de permanencia, porcentaje de rebote, pogo sticking, etc.
  • Invierte en el diseño. La arquitectura web, la navegabilidad y la velocidad de carga son temas que Google analiza para saber si tu blog vale la pena o no. Páginas con diseño antiguo, confuso o pesadas generarán desconfianza y no serán bien vistas.
  • Domina el arte de la redacción SEO. Para hacerlo, debes ubicar las keywords correctas en el lugar adecuado, analizar la intención de búsqueda de cada usuario y estructurar bien el contenido con distintos subtítulos y jerarquías.

Como verás, son diversos los aspectos que influyen en el posicionamiento. No se trata de escribir usando palabras clave repartidas a lo largo del post, ¡claro que no!

Tanto el contenido como el diseño, determinarán la experiencia de usuario. Y si Google decide que esta no es buena, por mucho que te esmeres tu blog no posicionará.

No optimizas tus imágenes correctamente

¿Alguna vez pensaste que las imágenes eran tan importantes para tu blog? ¡Pues lo son! Y no solo por el posicionamiento, sino también por su poder de seducción.

Vayamos primero con este punto. En muchos sitios y redes sociales, la imagen de tu post será lo primero que vean tus potenciales lectores. Si esta no es lo suficientemente llamativa, es bastante posible que no hagan click en ese enlace.

¡Las primeras impresiones cuentan! Asegúrate que tus imágenes expresen de forma visualmente atractiva el gran contenido que tienes para ofrecer.

Pero también existen otros aspectos que debes cuidar ya que afectan directamente al SEO:

  • Diseña teniendo en cuenta las medidas exactas para tu blog. En este punto, un diseñador web puede serte muy útil.
  • Utiliza imágenes que no sean pesadas y tengan una buena velocidad de carga, eso es muy valorado por Google.
  • Incluye keywords relevantes en el nombre de archivo, en su texto alternativo y descripción. ¡Nunca lo dejes en blanco!

No te apoyas en tus redes sociales

¿De qué sirve escribir un gran artículo que solo será leído por un puñado de personas? ¡De nada!

Junto a tu calendario de contenidos, debes definir una estrategia de promoción para darle la mayor visibilidad posible a cada post.

¿Y cuál es el mejor canal para promover tus contenidos? ¡Las redes sociales! Cada vez que publiques un nuevo artículo, encárgate de publicarlo en tus perfiles.

De esta forma estarás llevando todo el tráfico a tu blog. Pero para ello es importante que primero crees una comunidad grande y activa en Social Media.

Así, te aseguras que aquellos seguidores en redes que tal vez no sean suscriptores de tu blog, lo conozcan y puedan convertirse en fieles lectores.

Te recomendamos usar enlaces con parámetros cuando compartas en Social Media, para que luego puedas analizar de dónde proviene tu tráfico y qué red social fue la que más visitas generó.

Tampoco olvides incluir botones de share para que cada persona que quiera compartir tu post en sus redes, pueda hacerlo con tan solo un click.

No sabes convertir lectores casuales en suscriptores leales

Supongamos que inviertes tiempo y dinero en aplicar todos nuestros consejos para optimizar tu blog.

Y consigues aumentar las visitas, pero la mayoría de personas que ingresa, lo hace solo una vez. ¿Por qué se han olvidado de ti? ¿Por qué no regresan?

Simple, ¡has fallado al atrapar esos leads! Has dejado que ingresen a tu blog y se vayan sin dejar rastro, y lo peor, sin dejar sus datos.

Una buena estrategia no solo apunta a conseguir más lectores para tu blog, sino a capturar a cada nuevo visitante.

¡Finalmente ese es uno de los objetivos por los que una marca crea un blog! Para aumentar su base de prospectos que luego pueda convertir en clientes.

Para ello, necesitas tener un formulario de suscripción visible y fácil de encontrar.

Este puede estar ubicado en un lugar estratégico de tu blog o puede aparecer en forma de pop-up ni bien ingrese tu lector o cuando esté listo para irse.

Te recomendamos incluir solo campos básicos como nombre y dirección de email para que cada persona pueda registrarse rápidamente. ¡Lee aquí cómo hacerlo!

También debes apoyarte en un texto corto y atrapante que resuma los beneficios de registrarse al blog.

Por ejemplo: ¡Sé el primero en enterarte las novedades! o ¡Accede a contenido exclusivo para nuestra comunidad online!

Y una vez que consigas convertir lectores en suscriptores, podrás enviarles Newsletters que agrupen los blogposts más leídos del mes.

Así llevarás tráfico permanentemente a tu blog y conseguirás una comunidad de lectores activa y fiel.

Este boletín de noticias puede enviarse de forma mensual o quincenal, esto dependerá de tus objetivos y la frecuencia con la que actualices contenidos.

También podrías enviar otro tipo de Campañas de Email con novedades sobre tu negocio, nuevos lanzamientos y hasta regalos o descuentos por ser parte de tu comunidad.

¡Cada nuevo lead que ganas, es un oportunidad increíble para tu marca!

¿Estás cometiendo alguno de estos errores?

¡Esperamos que no! Y que si lo haces, pongas manos a la obra rápidamente y soluciones aquellas barreras que impiden que tu blog sea un éxito en visitas.

En futuras entregas, haremos hincapié en cómo mejorar el posicionamiento SEO de tu blog para atacar de lleno cada ángulo de tu estrategia y que puedas aumentar de forma drástica tu tráfico.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Conoces otros errores típicos? ¡Cuéntanos todo!